La indiferencia del mundo


Me han dicho mil veces que el mundo está en mi cabeza, que es un producto de mi actividad mental. Sin embargo, no puedo deshacerme de él como me deshago de las malas ideas. Para tratarse de meros pensamientos, las cosas que me rodean parecen demasiado persistentes.

     Quisiera, por ejemplo, hacer desaparecer a los mosquitos con la misma facilidad con que descarto un mal plan de fin de semana, quisiera modificar el mundo como cambio en este texto las palabras que no me convencen.

     Pero no puedo. Los mosquitos siguen ahí, por mucho que pretenda olvidarlos o por mucho que me concentre en su desaparición. Parecen indiferentes a mis elucubraciones y silogismos. Entre las cosas que están en mi cabeza, el mundo es la más frustrante de todas, ya que no suelen alterarlo mis ejercicios de distracción o de énfasis.  





No olvides suscribirte haciendo click aquí

Publicado por Tercer Cajón - Franco Puricelli

Versos, historias y reflexiones. Te invito a visitar mi blog "Tercer Cajón".

2 comentarios sobre “La indiferencia del mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: